Vigilia en la desmesura

Héctor Aníbal Caldera

$40.000

Disponibilidad: 10 disponibles

Un hombre sensible padece el sufrimiento de sus semejantes como si fuera propio, es testigo del derrumbe y así escribe, consciente de sus sentimientos. En este, su primer libro, Héctor Aníbal Caldera tiene presente al poeta Santos López cuando afirma que la poesía es respiración, y más aún: que las respiraciones de cada quien están contadas. Tal vez por eso, en la desolación y ante la cuenta inevitable, prefiere pensar también en los demás: “Nos respiramos unos a otros, noción de bien común”. La ciudad maltratada está presente así como sus habitantes a veces retratados en objetos abandonados como un pantalón que “lleva la indigencia en sus pliegues / propia de seres que dejaron de reconocerse”. En busca de la resiliencia que le permita resistir el daño, el poeta hace un llamado conmovedor: “lo hemos intentado en lo individual, aguarda lo social; solidarios en tragedias, aguarda la cotidianidad”. Solidaridad y también belleza, la de las cosas pequeñas, difíciles de arrebatar: indispensables las cosas sencillas humanas barrer la casa agua para las plantas atender a la vecina. Blanca Strepponi

Peso 0.14 kg
ISBN

978-980-407-0488

Nº páginas

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Productos relacionados